SERGEY MALOV - 300 años de soledad

Domingo 21 de Marzo de 2021 - Espacio Turina: 18:30 horas
Precios localidades: 20 € y 10 € -
COMPRA DE ENTRADAS

Siga el concierto en streaming a través de nuestro canal Youtube


Ficha Artística

Sergey Malov, violín y violín eléctrico

Programa

300 años de soledad

Johann Sebastian Bach (1685-1750)

Partita para violín solo nº2 en re menor BWV 1004

I. Allemande

II. Courante

III. Sarabande

IV. Gigue

V. Chaconne

[Improvisaciones al violín eléctrico]

Notas

Bach dató su manuscrito con las Sonatas y partitas para violín solo en Cöthen, 1720. La caligrafía del volumen resulta tan perfecta, sin una sola corrección, que parece evidente que se trata de un trabajo de recopilación de obras escritas en los años precedentes, acaso durante su estancia en Weimar, cuando conoció al gran violinista Johann Georg Pisendel. Aunque la escritura para el violín solo era ya habitual en Centroeuropa y la habían practicado compositores tan notables como Walther, Westhoff, Biber o el propio Pisendel, Bach los supera a todos con estas seis piezas seminales, auténtica Biblia para los violinistas.

Al contrario de lo que ocurrirá con las también muy populares Suites de violonchelo, parece evidente que la colección para el violín fue concebida de forma global. Bach utiliza las dos formas fundamentales de la música instrumental de su tiempo: la sonata, de origen italiano y en pleno apogeo; y la suite de danzas francesa (que él nombra a la alemana, como partita), género venerable que se resistía a desaparecer de la práctica magistral. El plan tonal cubre el hexacordo ascendente si-mi, con una separación por terceras en los extremos (Sonata 1 en sol menor / Partita 1 en si menor; Sonata 3 en do mayor / Partita 3 en mi mayor) y por cuartas en el centro (Sonata 2 en la menor / Partita 2 en re menor), y parece encerrar algún tipo de significación oculta, por la cual cada partita se configura como una respuesta a la sonata con la que se empareja. Esta estructura apunta además a la especial significación concedida a la Partita nº2 en re menor BWV 1004, la más popular de todas, en especial por su famosa chacona de cierre, en la que la musicóloga Helga Thoene ha querido ver un mensaje cifrado, que no sería otra cosa que un lamento (el tombeau típico de los laudistas y clavecinistas franceses del siglo XVII) por la muerte de María Bárbara, primera esposa del compositor, en julio de 1720.

Independientemente de que en efecto Bach hubiera querido jugar con la cábala o no, la obra es por completo imponente. Se compone de las cuatro danzas de la suite clásica a las que se añade la chacona, cuya duración casi iguala la del resto de la partitura. Escritas casi por completo para una sola voz y dominadas por los aspectos puramente rítmicos, Allemande y Courante son notablemente austeras, pero en la Sarabande las dobles cuerdas y la ardiente intensidad anuncian ya la Chaconne final que, siguiendo a una Gigue de naturaleza casi por completo homofónica y creciente impulso rítmico, se constituye, con sus 257 compases, en un auténtico tour de force para los violinistas, una suma de la técnica violinística de la época, en la que los pasajes virtuosos, con largas sucesiones de acordes y arpegios infrecuentes, se suceden de forma continua. La pieza está formada por una serie de 64 variaciones sobre un bajo de solo cuatro compases que van trazando un arco armónico (menor-mayor-menor) de perfecta simetría y de una fantasía en la invención en verdad apabullante. Thoene (que en la Allemande veía ya los nombres de Johann Sebastian y María Bárbara entrelazados) considera que las 37 notas que forman los cuatro compases de partida simbolizan a Cristo, ya que su monograma (XP) suma 37 según las correspondencias del alfabeto latino (X = 22, P = 15), y a partir de ahí elabora su teoría, que le hace colocar en el centro del enigma al coral luterano Christ lag in Todesbanden (Cristo yacía en los lazos de la muerte). Más allá de la mayor o menor verosimilitud de esta lectura cabalística de Bach, la monumentalidad de la chacona ha despertado desde siempre la admiración de entendidos y profanos.

La universalidad de la música de Bach, su atemporalidad, también se demuestra en la capacidad de resistencia que sus pentagramas tienen ante los arreglos de todo tipo. No ya sólo los cambios de timbres, de colores, que se hacen inevitables con las transcripciones, sino también el empleo de sus melodías o, incluso, sus armazones contrapuntísticos para iluminar otros mundos, imbuirse de otras armonías o jugar con otros ritmos. Además, la obsesión de Bach por llevar hasta sus últimas consecuencias el arte de la variación (las Goldberg, la Ofrenda musical, El arte de la fuga o las Variaciones canónicas sobre Vom Himmel hoch son ejemplos más que sobrados) lo hacen el compositor ideal para la glosa y la improvisación. A eso dedicará Malov la segunda mitad de su recital, y lo hará uniendo al virtuosismo de la cuerda el aporte electrónico, aquel que desde finales del siglo XIX cambió la música para siempre.

© Pablo J. Vayón

Textos

---

Biografía

SERGEY MALOV, violín, viola, violoncello da spalla

El violinista Sergey Malov de San Petersburgo es considerado tan versátil como virtuoso: toca el violín, la viola, el violín barroco y el violonchelo da spalla - el instrumento con el que Johann Sebastian Bach probablemente tocó sus suites de violonchelo. Su repertorio abarca desde la música del Barroco temprano hasta Johann Sebastian Bach, desde conciertos de violín clásicos y románticos hasta los estrenos mundiales de música contemporánea. En sus interpretaciones trata intensamente las cuestiones de estilo y técnicas de interpretación de la respectiva época.

En violín, Sergey Malov ha sido premiado en el Concurso Paganini de Génova, el Concurso Mozart de Salzburgo, el Concurso Heifetz de Vilnius y el Concurso Michael Hill de Auckland. Con la viola, en el Concurso ARD de Munich y en el Concurso de Viola de Tokio. 

Como solista de violín y viola ha actuado con orquestas como la BBC London Orchestra, la Orquesta Filarmónica de Londres, la Orquesta Sinfónica de la Radio de Baviera, la Orquesta Filarmónica de Enesco, la Filarmónica de Auckland y la Orquesta Filarmónica de Tokio. Las invitaciones de temporadas anteriores también lo han llevado a la Orquesta Filarmónica de Helsinki, con la que interpretó el Concierto para violín de Sibelius el día del cumpleaños de Sibelius bajo la dirección de Klaus Mäkelä, al Festival de Música Antigua de Innsbruck, a una gira de recitales por Japón y a una gira con la Württemberg Chamber Orchestra Heilbronn. En verano de 2019 fue artista en residencia en el Festival de Música de Turku en Finlandia. 

Sergey Malov fue galardonado con el, violín barroco en el Concurso Bach de Leipzig. La "JumpstartJunior Foundation" de Ámsterdam le proporcionó un violín barroco Gioffredo Cappa. Como solista actuó con la Akademie für Alte Musik Berlin, la Orquesta Barroca de Venecia, la Orquesta Barroca de Sevilla, la Orquesta "Musica Viva" de Moscú, la Camerata de Salzburgo y la Orquesta Barroca de Halle.

Lo más destacado de la pasada temporada fueron los impresionantes debuts en Schubertiade Hohenems, Festival Cervantino Mexiko, Herkulessaal München así como las actuaciones con la Deutsches Symphonie-Orchester Berlin. De nuevo, Sergey Malov realizó una gira con la Württembergisches Kammerorchester Heilbronn, y otras invitaciones le llevaron a la Konzerthaus de Berlín y al Zaryadye-Hall de Moscú.

La temporada 2020/21 comienza con el regreso a Brucknerhaus Linz, donde Sergey interpreta el concierto para violín de Brahms con la Neues Orchester y la dirección de Christoph Spering. Después viajará a Granada donde será Artista en Residencia esta temporada, celebrando su primer compromiso con la orquesta en septiembre. Sergey celebrará varios debuts en la Konzerthaus Wien, Boulez-Saal en Berlín y con la hr-Sinfonieorchester en Frankfurt. Regresará a su país natal, Rusia, para un recital en San Petersburgo y para un concierto y dirección con la Orquesta Sinfónica Estatal Académica de Rusia. Además, Sergey será invitado al Festival de Música Antigua de Sevilla.

En septiembre de 2017 Malov fue nombrado profesor de la Escuela de Música de Zurich. Sus grabaciones han sido editadas por DECCA, EASonus, Hänssler Profil, Alba y Pan Classics. En septiembre de 2017 SoloMusica lanzó su álbum "Hommage á Ysaÿe". "Paganini" se publicó en la primavera de 2019 en el que Sergey grabó los 24 caprichos de Paganini. El último álbum de Sergey "Bach - 6 Suites para violonchelo solo" - grabado en su Violoncello da spalla - fue lanzado en abril de 2020 por SoloMusica y recibió excelentes críticas ("...un CD que es completamente genial." Süddeutsche Zeitung, Reinhard J. Brembeck, 27.4.2020).

Los videos con su violonchelo da Spalla han sido vistos más de un millón de veces en Internet. Además de las 6 suites para violonchelo de Bach, Malov toca un amplio repertorio de música solista y de cámara con este instrumento.

Imágenes

Sergey_Malov-2295_c_Julia_Wesely.jpg

Espacio Turina
  • Qué

    FeMÀS

  • Cuándo

    21/03/2021 a 18:30

  • Dónde

    Espacio Turina

  • Agregar evento al calendario

    iCal