PREGO & ARES - Bach a Dos

Sábado 20 de Marzo de 2021 - Espacio Turina: 18:30 horas
Precios localidades: 20 € y 10 € - COMPRA DE ENTRADAS

Ficha Artística

Ignacio Prego, clave

Diego Ares, clave

Programa

Bach a Dos

Johann Mattheson (1681-1764)

Sonata para 2 claves en sol menor

Johann Sebastian Bach (1685-1750)

Preludio en fa mayor BWV 928

Wilhelm Friedemann Bach (1710-1784)

Concierto para 2 claves en fa mayor Fk.10

  1. Allegro e moderato
  2. Andante
  3. Presto

Johann Sebastian Bach

Sinfonia en sol menor BWV 797

Johann Mattheson

Suite para 2 claves en sol menor

  1. Allemande
  2. Courante
  3. Sarabande
  4. Gigue

Johann Sebastian Bach

Concierto para 2 claves en do mayor BWV 1061a

  1. [Allegro]
  2. Adagio
  3. Fuga

Notas

Aunque hoy es especialmente conocido por sus tratados teóricos, en los que profundizó sobre todo en temas de práctica interpretativa y de retórica musical, Johann Mattheson fue un músico apreciado en los primeros años del siglo XVIII. Amigo de Telemann y de Haendel, fue además de un consumado virtuoso de los instrumentos de teclado, un cantante distinguido además de intérprete de violín, viola da gamba, flauta, oboe, laúd y arpa. Hombre cosmopolita, políglota, instruido en leyes y diplomático, trabajó en la ópera de Hamburgo, junto a Haendel, como cantante, compositor y director. Lamentablemente, la mayor parte de su música desapareció durante la Segunda Guerra Mundial, aunque recientemente se encontraron en Armenia varias óperas y oratorios que fueron devueltos a Hamburgo.

En 1704 Mattheson se convirtió en el tutor de Cyrill Wich, hijo de Sir John Wich, embajador inglés en Hamburgo. En 1706 era ya secretario particular de Sir John, y cuando el joven Wich se convirtió él mismo en embajador en 1715, retuvo a Mattheson como secretario, cargo que ocupó durante la mayor parte de su vida. Parece que fue al poco de convertirse en tutor del joven Wilch que Mattheson le dedicó la Sonata para dos claves que abre el programa de hoy. Escrita quizás para tocarla él mismo junto a su joven discípulo, que debería tener en torno a 10 años y ser ya un consumado clavecinista, la obra, en un solo movimiento, se mueve en el ámbito del virtuosístico stylus phantasticus que practicaban los organistas del norte de Alemania.

La Suite en sol menor tiene un carácter lógicamente distinto. Se adscribe al estilo de la suite de danzas, que, derivadas de los músicos franceses, tanto aplicaron los alemanes al teclado desde Froberger. En la característica forma binaria del género, Mattheson pone música a las cuatro danzas clásicas de la suite, son su alternancia entre las danzas más ceremoniosas (Allemande, Sarabamnde) que llevan el peso expresivo de la obra y las vivaces (Courante, Gigue), que destacan por su brillo y vivacidad.

Un pequeño Preludio (BWV 928) y una de las Sinfonias (BWV 797) escritas por Bach en Cöthen hacia 1721 con carácter didáctico para su primogénito, Wilhelm Friedemann, funcionan a manera de interludios para las dos obras más extensas del programa, sendos conciertos sin orquesta que en origen fueron atribuidos ambos a Johann Sebastian.

El Concierto en do mayor BWV 1061a tiene la singularidad de ser el único concierto para clave que Bach escribió desde el principio pensando en el instrumento de tecla, ya que los otros son transcripciones de obras compuestas originalmente para otros instrumentos. Se trata de una obra del período de Leipzig (se ha datado en torno a 1733) que tiene otra característica especial: la versión que se ofrecerá en el programa de hoy, es decir, la de dos claves sin acompañamiento orquestal es la original, una pieza escrita siguiendo el mismo procedimiento que el del más conocido Concierto italiano BWV 971 (que se publicó en 1735, junto a la Obertura a la francesa, dentro del Clavierübung II). Sólo después se le añadió el acompañamiento de la cuerda a los movimientos extremos, aunque es posible que ese trabajo no lo hiciera Bach. Nos encontramos pues con un típico concierto italiano en tres movimientos en el que el compositor hace una vez más muestra de su dominio del contrapunto, haciendo que los dos instrumentos compartan el mismo material, funcionando a la vez como solistas y acompañantes en una pieza llena de energía en sus extremos, con el tercer movimiento fugado, y que reserva el tiempo central (en modo menor) para el canto más melódico.

El Concierto en fa mayor de Wilhelm Friedemann Bach se ha datado a principios de los años 1740, cuando el compositor trabajaba en Dresde, aunque es muy posible que fuera escrito para una reunión familiar y que su padre hubiera podido participar en su elaboración y, desde luego, en su interpretación, de ahí que se le llegara a atribuir. En cualquier forma el estilo es bien diferente al BWV 1061. Las texturas de la obra de Friedemann son mucho menos densas. El Allegro de apertura se plantea como un diálogo entre los dos instrumentos que tiene mucho de espíritu galante, en una forma binaria desarrollada, que está mirando ya en el horizonte a la forma sonata. El Andante abunda en ese mismo carácter ligero y dialogante, pero el Presto final, que arranca con un unísono enérgico, se plantea como un auténtico enfrentamiento entre los dos instrumentos, que se pasan los motivos entre sí o se juntan en otros unísonos poderosos, que le confieren al final de la obra un carácter dramático.

© Pablo J. Vayón

Textos

---

Biografía

Ignacio Prego, clave

Ignacio Prego (Madrid, 1981) ha ofrecido conciertos en las ciudades más importantes de Norteamérica, Asia, y en la mayoría de países de Europa y Sudamérica, incluyendo salas como el Alice Tully Hall-Lincoln Center y la Frick Collection de Nueva York, la National Gallery de Washington DC, el National Center for the Performing Arts en Pekín o el Auditorio Nacional de Madrid; y festivales como el de Utrecht, Berkeley, Boston, Circuitos del CNDM, Sevilla (FeMAS), Vancouver, Chiquitos, etc.

Tras sus grabaciones dedicadas a J.S. Bach, The Chromatic Fantasy (2012) y la integral de las Suites francesas (2014), premiadas por la prensa especializada, publica a finales de 2016 las Variaciones Goldberg (Glossa).

En 2012, recibe el Primer Premio en la Westfield International Harpsichord Competition.

Director de Tiento Nuovo, ha sido profesor y artista residente de la Universidad de Yale en EEUU y del Real Conservatorio Superior de Música de Madrid.

Tras graduarse en Madrid, estudia piano con Luiz de Moura Castro y Emile Naoumoff, y clave con Elisabeth Wright en la Universidad de Indiana y con Kenneth Weiss y Richard Egarr en la Juilliard School en NY.

Deigo Ares, clave

Diego Ares (Vigo, 1983) estudió piano con Aleksandras Jurgelionis y Aldona Dvarionaitė. Con 14 años, guiado por Pilar Cancio, comenzó a familiarizarse con el clave. A los 18 años se trasladó a Holanda para seguir su formación en el Conservatorio Real de la Haya y para estudiar con Richard Egarr en Ámsterdam. Entre 2004 y 2010 estudió en la Schola Cantorum Basiliensis (Suiza). Perfeccionó su técnica con las clavicembalistas Carmen Schibli (discípula de Eta Harich-Schneider) y Genoveva Gálvez.

Diego Ares ha ofrecido recitales en Europa, Japón y Canadá. Ha realizado grabaciones para Columna Música, Pan Classics, Harmonia Mundi y para el proyecto All of Bach. Sus grabaciones han recibido el entusiasmo de la crítica especializada (“Excepcional” de Scherzo, “Diapason d’or”, “Maestro” de Pianiste, “Preis der Deutsche Schallplattenkiritk”, etc.).

Ha sido profesor de clave, fortepiano y bajo continuo en el Conservatorio Superior de Trossingen (Alemania), en la academia de verano de Gstaad (Suiza), y en el Conservatorio de Ginebra.


Imágenes

Diego Ares.jpg

Ignacio Prego.jpg

Espacio Turina
  • Qué

    FeMÀS

  • Cuándo

    20/03/2021 a 18:30

  • Dónde

    Espacio Turina

  • Agregar evento al calendario

    iCal