TEMPERAMENTO - En el nombre de Bach II

Sábado 3 de Abril de 2021 - Espacio Santa Clara: 12:00 horas
Precios localidades: 20 € -
COMPRA DE ENTRADAS

Ficha Artística

Ariel Hernández, tenor

Rafael Ruibérriz de Torres, flauta travesera

Guillermo Turina, violonchelo

Alfonso Sebastián, clave y órgano

Programa

En el nombre de Bach (II): arias para tenor y traverso obbligato

Johann Sebastian Bach (1681-1750)

“Frohe Hirten, eilt, ach eilt”, aria del Oratorio de Navidad BWV 248, II

“Laß, o Fürst der Cherubinen”, aria de la cantata Herr Gott, dich loben alle wir BWV 130

“Erschüttre dich nur nicht, verzagte Seele”, aria de la cantata Was Gott Tut, Das Ist Wohlgetan BWV 99

Variaciones Goldberg BWV 988: Aria

“Erschrecke doch, du allzu sichre Seele”, aria de la cantata Herr, deine Augen sehen nach dem Glauben BWV 102

“Das Blut, so meine Schuld durchstreicht”, aria de la cantata Jesu, der du meine Seele, BWV 78

“Jesus nimmt die Sünder an”, aria de la cantata Herr Jesu Christ, du höchstes Gut BWV 113

Suite para violonchelo solo nº1 en sol mayor BWV 1007: Prélude

“Ach, ziehe die Seele mit Seilen der Liebe”, aria de la cantata Herr Christ, der einge Gottessohn BWV 96

“Ermuntre dich, dein Heiland klopft”, aria de la cantata Schmucke dich, o liebe Seele BWV 180

Suite inglesa nº2 en la menor BWV 807: Sarabande

“Erbarme dich! Laß die Tränen dich erweichen”, aria de la cantata Ich armer Mensch, ich Sündenknecht BWV 55 

“Wo wird in diesem Jammertale”, aria de la cantata Ach, lieben Christen, seid getrost BWV 114

Notas

El producto más acabado e influyente de la música vinculada a la reforma luterana es sin duda el de la cantata, género que se va forjando lentamente desde la segunda mitad del siglo XVII y que culmina con Bach.

Desde el mismo momento de la Reforma, la música para el culto protestante se fue configurando a partir de los corales, textos piadosos que fueron asociándose con diferentes melodías y solían ser cantados por la congregación, al unísono y sin acompañamiento. La simpleza del coral no fue obstáculo para que, a partir de ellos, los compositores compusieran música de extrema complejidad, introduciendo las melodías originales en motetes que a principios del siglo XVII usaban sin reparos la policoralidad.

Poco a poco, los motetes fueron haciéndose más extensos y dividiéndose en números. Cuando la cantata profana italiana irrumpió en Alemania, empezaron a usarse con absoluta normalidad en los templos los recitativos y las arias derivados de ella. En la última década del siglo, Erdmann Neumeister, un teólogo formado en la universidad de Leipzig, presentó en una serie de conferencias un nuevo tipo de cantata sacra, que sería una obra relativamente breve que alternaría recitativos y arias. Es este el tipo de cantata, con textos en los que estos recitativos y arias se vinculaban deliberadamente en contenido y expresión, el que heredará Bach, elevándolo a un nivel artístico incomparable.

Las primeras cantatas de Bach datan seguramente de su corta estancia en Mühlhausen en 1707. En 1708 en Weimar siguió componiendo cantatas, a partir de 1713 según los nuevos modelos de Neumeister. Es tras su instalación en Leipzig en 1723, donde compuso cinco ciclos completos de cantatas para todos los domingos del año, cuando Bach desarrolla un estilo propio de cantata coral, que es el más difundido hoy y con el que principalmente se le identifica. Por norma pone en música la primera y la última estrofa de un coral determinado como movimientos de apertura y cierre de cada cantata e incorporando de algún modo su melodía. Entre medias se incluyen recitativos y arias que usan textos poéticos que suelen parafrasear el contenido del coral, acorde siempre con la festividad para la que la cantata esté escrita.

En la escritura de las arias, Bach adopta todas las formas imaginables, empleando a menudo las arias da capo, con repeticiones de la primera sección que a veces son completas y se rematan con la repetición del ritornello instrumental. En sus instrumentaciones, el compositor hace además uso con considerable frecuencia de instrumentos obligados, un segundo solista al lado del cantante, al que a veces dobla, otras imita o con el que imbrica su propia voz en dúos que llegan a no envidiar en nada a los de la ópera. Este programa se configura en torno a una serie de arias de cantatas escritas para voz de tenor con una flauta travesera como instrumento obligado. Todas las cantatas pertenecen a los ciclos de Leipzig. BWV 102 y 55 son de 1726 y el resto de 1724, salvo la del Oratorio de Navidad, que Bach escribió en 1734.

En el verano y el otoño de 1724, Bach tuvo a su disposición a un solista de flauta cuyo nombre no ha trascendido (tal vez, un estudiante de la Universidad), pero de cuyo virtuosismo da cuenta la música que para él escribió, como en las arias llenas de agilidades y quiebros de BWV 99 y 113. El aria de BWV 96 parece exigir en cambio un amplio conocimiento de todas las posibilidades articulatorias del instrumento. En la extensa aria de BWV 114 el diálogo con el tenor resulta especialmente intenso, con una segunda sección contrastante en tempo y compás que obliga al flautista a una continua cascada de semicorcheas casi en forma de perpetuum mobile. Algo más cómoda parece el aria de BWV 55, una tranquila melodía de amplio vuelo, pero el nerviosismo del aria de BWV 102 conecta otra vez con las piezas de 1724. 

En último caso, hay que decir que la escritura bachiana está siempre atenta a la retórica, de forma tal que todas las partes atienden de forma escrupulosa a reforzar el sentido de los textos. Dejo para el final, como ejemplo de esto, el aria de la segunda cantata del Oratorio de Navidad. Escrita originalmente para el 26 de diciembre, tiene como tema el anuncio a los pastores del nacimiento de Jesús. El aria de tenor es parodia de un aria de la cantata profana BWV 214, compuesta en 1733 para el cumpleaños de la reina polaca Maria Josepha. Allí está escrita para voz de contralto con oboe obligado, que aquí se convierten en tenor y flauta. Bach elude aquí la forma da capo, y prefiere escribir una pieza binaria, que resulta a la vez serena y jubilosa y que se soporta estructuralmente en el ritornello de la flauta, que la abre, la cierra y sirve de cortina entre sus dos secciones. Los detalles retóricos están por doquier, pero resultan especialmente significativos en “eilt” (“apresuraos”), “Freude” (“alegría”) o “labet” (“deleitad”) que Bach adorna con figuraciones en la voz que en el último caso se extiende por cuatro compases de exigentes subidas y bajadas en fusas.

© Pablo J. Vayón

 

Textos

Descargar Libreto...

Biografía

Ariel Hernández

Nacido en Cuba, inicia los estudios musicales a muy temprana edad. Es licenciado en Música por el Instituto Superior de Arte de La Habana. Después de su formación como percusionista y cantante, ha actuado desde 1998 como tenor solista en la Schola Cantorum Coralina, participando en numerosas giras nacionales e internacionales, así como en varios trabajos discográficos. Ha recibido varios cursos de postgrado: Canto" con la profesora Ivette González (Argentina), El Barroco en España, con el profesor Josep Cabré, Técnica e interpretación de los espirituales negros, con el profesor norteamericano Kenneth Nafzinger. Desde 2004 vive en España, donde comenzó a trabajar con la profesora Dña. Almudena Ortega, y realiza recitales, como tenor lírico ligero, con su pianista habitual Josu Okiñena. Ha sido miembro del Festival-Ensemble Stuttgart (Helmuth Rilling), y del Europa Chor Akademie (Joshard Daus). Formó parte de Nova Lux Ensemble de la Coral de Cámara de Pamplona y ha actuado con los más destacados grupos de música antigua de España como Capilla Peñaflorida, Musica Ficta, La Hispanoflamenca y Alfonso X El Sabio y recientemente con La Capilla Real de Madrid, agrupación con la cual participó en el ambicioso proyecto de interpretar la integral de cantatas y las grandes obras religiosas de Johann Sebastian Bach. También ha trabajado bajo la dirección de Federico Maria Sardelli, Kent Nagano, Andreas Spering, Paul Goodwing y Ton Koopman, quien lo invitó recientemente a cantar con la Amsterdam Baroque Orchestra en los conciertos Ton Koopman 70 jaar en los Países Bajos y con la Royal Liverpool Philarmonic Orchestra en el ciclo Baroque Masters en Liverpool, en Lyon (Requiem de Mozart) y en la Coruña (Pasión según San Juan de Bach). En la actualidad es miembro del Coro Nacional de España.


Rafael Ruibérriz de Torres 

Rafael Ruibérriz de Torres (Sevilla, 1983) tuvo su primer contacto con la música como ‘niño seise’ de la Catedral de Sevilla. Realizó sus estudios de flauta travesera en el Conservatorio Superior de Sevilla donde obtuvo el Premio Extraordinario Fin de Carrera. Becado por la Consejería de Cultura de la Junta de Andalucía se especializó en flautas históricas en el Koninklijk Conservatorium de La Haya (Holanda) con Wilbert Hazelzet, a quien considera su maestro. En el Royal College of Music de Londres estudió con Lisa Beznosiuk. Ha trabajado con directores como Michael Thomas, Daniel Barenboim, Jos van Immerseel, Martin Gester, Jean-Claude Malgoire, Gustav Leonhardt, Mark Minkowski, Christophe Rousset, Louis Langrée, Philippe Herreweghe, Sir Mark Elder, Christophe Coin, Robert Levin, Enrico Onofri, Sir Roger Norrington, Hervé Niquet o Alan Curtis, entre otros. Fue flauta principal en The Wallfish Band y, aunque es habitual en la Orquesta Barroca de Sevilla, se mueve principalmente en el terreno de la música de cámara de los siglos XVIII, XIX y XX. En su discografía se encuentra la integral de quintetos para flauta y cuarteto de cuerda de Boccherini.


Guillermo Turina

Licenciado en violonchelo en el Conservatorio Superior de Música de Aragón, donde realizó el grado superior de música, en la especialidad de violonchelo, recibiendo clases de Angel  Luis Quintana, Maite García y David Apellániz, tmbién realizó cursos de perfeccionamiento musical con Jaap ter Linden, Anner Bylsma y Pieter Wispelwey. Tras sus estudios superiores, realizó el Master en Interpretación Orquestal en la Fundación Barenboim-Said de Sevilla y la diplomatura de la Formation Supérieure au métier de l’orchestre classique et romantique en Saintes. Amplió su formación en la Escola Superior de Música de Catalunya, en la especialidad de violonchelo histórico, finalizando sus estudios con las más altas calificaciones. En octubre de 2019 se doctora en musicología en la Universidad Autónoma de Barcelona con la tesis El violonchelo en España en el siglo XVIII, recibiendo la calificación cum laude. Es miembro de los grupos La Tempestad, Paperkite, Nereydas y Al Ayre Español. En el año 2019 fue galardonado con el Gran Premio del Jurado del VIII Concurso Internacional de Música Antigua de Gijón junto a la clavecinista Eva del Campo. Por otro lado, su labor musicológica puede ser apreciada en dos publicaciones: la edición crítica y estudio de los métodos de violonchelo escritos en España a finales del siglo XVIII, en la editorial inglesa SEPTENARY editions, y el libro La música en torno a los hermanos Duport, publicado por la Editorial Arpegio de Sant Cugat. 


Alfonso Sebastián

Nacido en Zaragoza en 1974, estudió piano (Pilar Armijo) y clave (J. L. González Uriol) en el Conservatorio Superior de dicha ciudad. Prosigue su formación en el Conservatoire National Supérieur de París, donde se especializa en fortepiano (Patrick Cohen) y estudia dirección de orquesta (Claire Levacher). Ha seguido cursos de perfeccionamiento con J.-W. Jansen, G. Leonhardt, L.-U. Mortensen, J. Ogg y P. Badura-Skoda, entre otros. Es director invitado de la Orquesta Vigo430 y miembro del grupo Los Músicos de Su Alteza. También colabora con el ensemble La Tempestad, Al Ayre Español, Orquesta Barroca de Sevilla, Orquesta Barroca de la Universidad de Salamanca, Orquesta Sinfónica de Castilla y León… Ha realizado diversas grabaciones: música para dos claves de Luigi Boccherini y conciertos españoles para clave y orquesta (con Silvia Márquez y La Tempestad). Además, con Los Músicos de Su Alteza ha grabado el Miserere de Nebra, Villancicos de J. R. Samaniego, la ópera Amor aumenta el valor de Nebra y oratorios romanos de Carissimi y Luigi Rossi para el sello francés Alpha. En su faceta de traductor, ha vertido al castellano el tratado de Quantz y colaborado activamente en la traducción del tratado de Carl Philipp Emanuel Bach (Dairea, 2016). Actualmente, y desde 1999, es profesor titular de clave y bajo continuo en el Conservatorio profesional de Salamanca.


Imágenes

Alfonso Sebastián.jpg

Ariel Hernández.jpg

Guillermo Turina.jpg

Rafael Ruibérriz de Torres.jpg

Espacio Santa Clara
  • Qué

    FeMÀS

  • Cuándo

    03/04/2021 a 12:00

  • Dónde

    Espacio Santa Clara

  • Agregar evento al calendario

    iCal