Amsterdam Baroque Orchestra - La ofrenda musical

Director: Ton Koopman

Domingo 29 de marzo de 2020 - Espacio Turina: 20:30 horas
Precios localidades: 18 €, 15 € y 12 € - COMPRA DE ENTRADAS
Programa de mano (Descarga)

Ficha Artística

Rie Kimura, violín I

Joseph Tan, violín II

John Ma, viola

Werner Matzke, violonchelo

Jan de Winne, traverso

Michele Zeolí, violone

Tini Mathot, clave

 

Ton Koopman, clave y dirección

 





Programa

LA OFRENDA MUSICAL

 

I

Johann Sebastian Bach (1685-1750)

Musikalisches Opfer BWV 1079 [La Ofrenda Musical]

Ricercar a 3

Thematis Regii Elaborationes Canonicae

Canon a 2 cancrizans

Canon a 2 Violini in unisono

Canon a 2 per Motum contrarium

Canon a 2 per Augmentationem, contrario Motu

Canon a 2 per Tonos

Fuga canonica in Epidiapente

Canon perpetuus super Thema Regium

Canon perpetuus

Canon a 2

Canon a 4

Sonata Sopr’ Il Soggetto Reale a Traversa, Violino e Continuo

Largo – Allegro – Andante – Allegro

Ricercar a 6

 

II

Johann Sebastian Bach

Ricercar a 6 [Musikalisches Opfer]

 

Concierto para dos claves, cuerda y bajo continuo en do menor BWV 1062

[Sin título] – Andante – Allegro assai



Notas


Bach visitó en la primavera de 1747 al rey, melómano y compositor Federico II de Prusia, conocido como el Grande, en su residencia de Sansoucci, en Postdam. Carl Philipp Emanuel, segundo hijo varón del compositor, llevaba empleado en la capilla de la corte desde 1740 y el rey había mostrado muchas veces sus deseos de conocer al viejo y respetado maestro. Bach llegó a Postdam acompañado por su hijo mayor, el también muy dotado compositor Wilhelm Friedemann. En la tarde del 7 de mayo, el rey hizo probar a Bach algunos de sus instrumentos de teclado, entre ellos los nuevos modelos de fortepiano que le había fabricado el famoso Gottfried Silbermann.

Conocedor de la habilidad del compositor en el arte de la improvisación, el rey le ofreció un tema de su propia factura para que improvisara. Al parecer las pretensiones del rey eran que Bach sacara de él una fuga a seis voces, pero el músico le hizo saber la práctica imposibilidad de tal empeño e improvisó una fuga a tres. Vuelto a Leipzig, Bach escribió un ciclo de variaciones sobre ese tema (el “tema regio”), que incluía la anhelada fuga a 6, y se la envió a Federico bajo el título de Ofrenda musical y una dedicatoria fechada el 7 de julio de 1747.

La obra se abre con un Ricercar a 3, que supuestamente es transcripción de su fuga improvisada ante el rey. Bach la antecede de una inscripción, un acróstico latino: Regis Iussu Cantio Et Reliqua Canonica Arte Resoluta, que podría traducirse como: “Pieza proporcionada por el rey y otros fragmentos resueltos según el arte del canon”. Aunque no figura instrumentación, la pieza parece en principio pensada para el clave. No así el Ricercar a 6, que está impreso sobre seis pentagramas, señalando con claridad las sucesivas entradas del sujeto y los movimientos de las voces, lo que sugiere una escritura pensada para una interpretación con varios instrumentos. La obra se completa con diez cánones, piezas breves construidas a partir del tema regio, y una sonata en trío, también obviamente sobre el tema, escrita para traverso, violín y bajo continuo en la típica forma corelliana de cuatro movimientos alternando lentos y rápidos.

La Ofrenda musical es un paso más en el trabajo que Bach venía realizando desde años antes en torno al arte del contrapunto y la variación, una labor que había producido ya obras como las Variaciones Goldberg de 1741 y las Variaciones canónicas sobre Vom Himmel hoch, da komm ich her que escribió aquel mismo 1747 para su ingreso en la Sociedad Musical de Lorenz C. Mizler. Si las Goldberg fueron concebidas para un clave de dos teclados y las Variaciones canónicas para un órgano con dos teclados y pedalero, la falta de una instrumentación precisa para la Ofrenda musical (salvo en el caso de la Sonata) ha favorecido su interpretación por formaciones muy variadas, aunque en la mayor parte de los casos, como el de esta noche, orientadas por la explícita formación requerida para esa Triosonata, una de las cumbres del género.

La sesión se completa con el Concierto para dos claves BWV 1062 que es una adaptación que Bach hizo en Leipzig a mediados de los años 1730 (se especula con 1736) de su Concierto para dos violines, escrito casi dos décadas antes en Cöthen. El arreglo estaría destinado a las actividades que el Collegium Musicum de Leipzig organizaba en el Café Zimmermann, presumiblemente para un concierto en el que Johann Sebastian habría actuado junto a su primogénito Wilhelm Friedemann. La transcripción resulta muy fiel al original: la mano derecha de los clavecinistas sigue a los violines mientras que la izquierda va con la orquesta, aportando de vez en cuando algunos elementos nuevos.

© Pablo J. Vayón

 

Textos

Biografía

Amsterdam Baroque Orchestra

 

Fundada en el año 1979 por Ton Koopman, la Orquesta Barroca de Ámsterdam está formada por intérpretes especialistas barrocos de renombre internacional que reuniéndose varias veces al año trabajan en nuevos programas. Cada concierto es una nueva experiencia para sus músicos que junto con la energía y entusiasmo sin límites de su director son una garantía de excelencia y de gran calidad musical.

 

En 1994 Ton Koopman y el Coro y Orquesta Barrocos de Ámsterdam se embarcaron en uno de los proyectos musicales más ambiciosos de las últimas décadas: la grabación íntegra de las cantatas sacras y profanas de J.S. Bach. Por esta grabación el director y su conjunto obtuvieron el Deutsche Schallplatten-Preis Echo Klassik.

 

En el año 2014 el Coro y Orquesta Barrocos de Ámsterdam concluyeron otro gran propósito: interpretar y grabar toda la obra de Dietrich Buxtehude, una gran fuente de inspiración para el joven Johann Sebastian Bach. En el 2014 se publicó el último volumen y también se celebró el 35º aniversario de la orquesta realizando una extensa gira por los Países Bajos y el resto de Europa.

 

Junto con su hija Marieke Koopman emprendió la producción teatral Oorwurm, un musical infantil que hizo realidad el sueño de Ton Koopman de acercar la música barroca de calidad a los jóvenes neerlandeses.

 

El Coro y Orquesta Barrocos de Ámsterdam han grabado las obras barrocas y clásicas más importantes. Entre los numerosos premios obtenidos cabe destacar el Gramophone, el Diapason d’Or, el 10-Repertoire, el Stern des Monats-Fono Forum, el premio Hector Berlioz y dos premios Edison. En 2008 el conjunto y Ton Koopman fueron premiados con el prestigioso premio BBC y en 2009, por segunda vez, obtuvo el premio Echo Klassik por el VII volumen de Opera-Omnia de Buxtehude.

 

Ton Koopman y el Coro y Orquesta Barrocos de Ámsterdam actúan habitualmente en las salas de conciertos y festivales más importantes de Europa, EE.UU. y Asia.

 

Ton Koopman, clave y director

 

Nacido en Zwolle (Países Bajos) Ton Koopman, recibió una educación clásica, estudió órgano, clavecín y musicología en Ámsterdam y en ambos instrumentos alcanzó el premio de excelencia interpretativa del Conservatorio.

 

Desde un principio se sintió fascinado por los instrumentos originales y la búsqueda de un estilo interpretativo basado en la autenticidad. Koopman se especializó en música barroca, prestando especial atención a J. S. Bach, y pronto se convirtió en una figura destacada en la corriente conocida como interpretación auténtica”.

Como organista y clavecinista, Ton Koopman ha actuado en los auditorios más  importantes del mundo y ha tocado los instrumentos originales más prestigiosos de Europa.  A la edad de 25 años fundó su primera orquesta barroca y más tarde, en 1979, fundó la Amsterdam Baroque Orchestra y el coro barroco de la misma ciudad, el Amsterdam Baroque Choir, en 1992. Unidos, como la Amsterdam Baroque Orchestra & Choir, fueron rápidamente reconocidos mundialmente como uno de los mejores conjuntos con instrumentos de época. Con un repertorio que abarca desde el barroco temprano hasta los últimos clásicos, han actuado en el Concertgebouw de Ámsterdam, el Théatre des Champs-Elysées y la Sala Pleyel de París, el Musikverein y la Konzerthaus de Viena, la Philharmonie de Berlín, el Lincoln Center y el Carnegie Hall de Nueva York, el Suntory Hall de Tokyo, así como en Londres, Bruselas, Madrid, Roma, Salzburgo, Copenhague, Lisboa, Múnich, Atenas, etc.

 

Uno de los logros de mayor prestigio y envergadura de Ton Koopman ha sido la grabación de la integral de las Cantatas de Bach, por las cuales ha conseguido numerosos premios, como el Deutsche Schallplattenpreis Echo Klassik, el Premio de la BBC, el Premio Hector Berlioz y nominaciones para el premio Grammy (EE.UU.) y el Premio Gramophone (Reino Unido). Koopman durante mucho tiempo ha sido un firme defensor de la música de Dietrich Buxtehude, predecesor de Bach, y en 2005, nada más terminar la grabación de las cantatas, se embarcó en la grabación de la Buxtehude: Opera Omnia. La edición consta de 30 CDs, publicándose el último en el año 2014. Ton Koopman es presidente de la Sociedad Internacional Dietrich Buxtehude. En el 2006 fue galardonado con el Premio Bach de la ciudad de Leipzig, en el 2012 recibió el Premio Buxtehude de la ciudad de Lübeck, y en el año 2014 recibió el Premio Bach de la Real Academia de Música de Londres.

 

Seguir leyendo

Imágenes

Jérôme Correas JC©Florent Drillon.jpg

Sandrine Piau.jpg

Espacio Turna
  • Qué

    FeMÀS

  • Cuándo

    29/03/2020 a 20:30

  • Dónde

    Espacio Turna

  • Agregar evento al calendario

    iCal